domingo, 10 de abril de 2011

Explicación de la creación de los vientos


Se denomina VIENTO al desplazamiento horizontal de las masas de aire, el cual es producido por las diferencias de temperatura de dichas masas, que provoca a su vez, variación de su densidad y consecuentemente de su presión. El viento se produce entonces por el movimiento de estas masas para compensar las diferencias de presión producidas por la desigual distribución de calentamiento solar y las diferentes propiedades térmicas de las superficies del planeta, ya sean continentales u oceánicas.

Por regla general, el aire caliente (menos pesado) tiende a ascender, siendo sustituido por aire más frío. Este efecto por sí sólo provocaría vientos exclusivamente verticales, pero el hecho de existir regiones de generación de aires fríos (los polos) y de aires cálidos (trópicos) y el efecto Coriolis (asociado a la inercia provocada por la rotación de la tierra) modifica estas trayectorias provocando los vientos horizontales tales como el ser humano percibe en la superficie terrestre.

Los vientos son caracterizados por su intensidad y su dirección. La intensidad es medida según la escala de Beaufort ("Escala de Beaufort de la Fuerza de los Vientos") con valores numéricos del 0 (calma absoluta) al 12 (huracán). La intensidad es directamente proporcional a la diferencia de presión entre el lugar de origen del viento y el de su llegada. La dirección se ve condicionada por, como se ha comentado, la diferencia de temperaturas de las masas y de la propia rotación de la tierra (y localmente, por la orografía del terreno).

De forma sintetizada se puede decir que, en la formación ciclónica (zonas de inestabilidad atmosférica, con bajas presiones que provocan vientos y borrascas nubosas), los vientos tienden a ir en el hemisferio Norte (Boreal) hacia el este y que, por el efecto coriolis provocado por la rotación de la tierra (si vemos la tierra desde el polo norte, veremos una rueda girando en el sentido anti-horario), se transforma en direcciones en espiral NO-SE y SO-NE, formando borrascas con vientos con rotaciones anti-horarias en entre el trópico de cáncer y el circulo polar ártico (zona en la que se encuentra la mayor parte de la población mundial, incluyendo Europa, Norte América y la mayor parte de Asia). Estas direcciones son inversas en el hemisferio Sur (Austral), provocando vientos SE-NO y NE-SO y giros en espiral en sentido horario (la rueda, vista la tierra desde el polo sur, gira en sentido horario). Esto es más comprensible observando el siguiente vídeo.


(...)
(INCOMPLETO)


1 comentario:

  1. Muy bien explicado!
    La meteorología siempre me ha interesado
    Por cierto puse un enlace a tu blog.
    Saludos!!

    ResponderEliminar

Comentanos algo